Un perro abandonado y malnutrido entra en una comisaría y termina como policía

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Gorgi era un perro callejero malnutrido que un buen día entró en una comisaría de policía del centro de Bayamón, en Puerto Rico y desde entonces se ha convertido en un agente más.

El sargento Tony Montesinos explica así como sucedió todo: ”Se acercó asustado, buscaba afecto y protección. Esa tarde le dimos agua y comida y después de comer se quedó con nosotros un rato y luego se fue”.

Sin embargo, el perro no se dio por contento y al día siguiente  volvió a la comisaría. Entonces los agentes decidieron adoptarlo y también le dieron un trabajo. Ahora Gorgi es el perro supervisor de la comisaría e incluso tiene placa y chaleco.

Montesionos informa que les “ayuda a reducir tensiones. Todos le quieren. Aquí tendrá todo lo que necesite mientras viva”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *