Chiste: Esquina Peligrosa

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En una esquina, donde se encuentran homosexuales vendiendo placer, llega un hombre en un automóvil muy elegante.

De pronto, éste se baja bruscamente del automóvil con un rifle y le ordena a un puto:
– ¡Contra la pared! ¡Date vuelta! ¡Bájate los pantalones y no te muevas!.
Asustado, el marica le suplica al hombre:
– ¡Por favor, puede hacer lo que quiera pero no me mate!
Sin contemplación, el tipo lo viola. Después de terminar le indica:
– Toma, aquí están tus 100 dólares. Te los ganaste.
Desconcertado, el maricón le asegura:
– ¡Pero no había necesidad del arma, amor!
– ¡Sí había necesidad, por que a mí me gusta con el culo apretadito!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *