Chiste: El Vecino

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un matrimonio dormia placidamente a las 3 de la madrugada cuando unos salvajes toquidos lo apartaron de los brazos de Morfeo. El hombre, todavia entre suenos, refunfuno:
Yo no me levanto y se cubrio por completo con las cobijas para tratar de volver a dormir. Los toquidos se vuelven a escuchar, solo que con mayor insistencia.
La esposa, con el sueno espantado, pregunto con preocupacion: ?No vas a ver quien es?
El hombre, con tal de complacer a su mujer, salto de la cama, bajo las escaleras y en la puerta grito:
Quien es?
Soy yo Daniel!!!!, Hic! -dijo una voz casi ininteligible y entrecortada por el hipo, y siguio- Vecino, hic, por favor, me podria dar un empujoncito? Hic!
No! No me moleste! Son casi las 3 de la manana!
Como es posible que despierte a la gente con sus impertinencias!- y azoto la puerta.
Cuando volvio a su habitacion le conto a su esposa lo ocurrido, esta le reprocha:
Parece mentira! Como pudiste hacerle eso? Ya se te olvido aquella noche en la que estaba cayendo un tremendo aguacero y el coche se nos descompuso?
El amablemente se ofrecio para ir por los niños a casa de mi mama. Que hubieras sentido si ese dia el hubiera reaccionado con nosotros de la misma forma que tu ahora?
Pero esta borracho…! Eso no tiene nada que ver con que hoy te necesite! Deberia darte pena!
El hombre comenzo a sentir remordimientos, por lo que se vistio, bajo otra vez las escaleras y fue a buscar a su vecino al jardin, como estaba muy oscuro y lloviendo, no lo podia ver, grito:
Vecinooooooo! Todavia necesita el empujon?
Por favoooor! ?Hic!
Oiga, pero, donde esta que no lo veo!
Aquiiii!… Hic, hic! En el columpioooooo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *